El Origen de la Navidad



EL ORIGEN DE LA NAVIDAD


INTRODUCCIÓN

Este estudio no ha sido echo con el egoísta propósito de polemizar, sino que motivado bajo el deber de pregonar la verdad pura de las Santas Escrituras, sin tradiciones, ni mixturas de costumbres diametralmente opuestas a la voluntad de Dios.

Tampoco significa una postura dogmática frente al tema, solamente es un llamado a considerar suficiente luz que la Biblia entrega frente a esta celebración a la cual “todo el mundo” se hace parte.
Que la gracia de Dios nos dé luz y sumisión a su Palabra y que nos ayude a hacer lo que es agradable a sus ojos.
La navidad proviene de la antigua costumbre babilónica, y que roma en su constante afán de sincretismo religioso la traslado como fiesta Cristiana. ¿Por qué los evangélicos se han sometido a esta costumbre católica romana, hablando el mismo idioma y levantando la misma consigna ecuménica?

HISTORIA

En primer lugar, debemos entender y aceptar que la Navidad no tiene su origen en el cristianismo puro, si no que en el paganismo de Babilonia aproximadamente 2600 años a. C.
La historia relata que en aquel entonces existía una reina llamada SEMIRAMIS en cuyo vientre creo a su hijo Tamuz, que según aquella religión, habría concebido virginalmente.

Antiguas civilizaciones adoraban el árbol considerándolo como símbolo ideal de la vida. Por su característica vertical, el árbol representaba los atributos del dios babilónico llamado Falo (grandes esculturas de piedra en forma de pene) aquí vemos una representación de dos sacerdotes babilónicos junto al sagrado árbol.
Aquel hijo era la encarnación del dios SOL (RA para los egipcios y Baal para los caldeos) y su alumbramiento se celebraba con fiestas, orgias y en particular de adoraban arboles con cerezas rojas y bolas brillantes en representación del Sol. La costumbre del árbol surgió de una creencia babilónica que decía que Semiramis, la madre de Tamuz, afirmaban que durante una noche un árbol verde se desarrolló de un tronco muerto. El tronco supuesta mente representaba a su esposo muerto. Nimrod (Génesis 10:9). ¡Y el árbol de pino llego a ser el símbolo de que Nimrod había revivido en la persona de Tamuz! Ez. 8:14-18

Por esa fecha, se popularizo mucho el culto de la MADRE Y EL HIJO elevándose a ambos a la estatura de “divinidades” a Semiramis le llamaron “La reina del cielo” y esta fue adoptando varios nombres tales como: Astarot, Diana, Isis y Astarte y a su hijo Baal (Tamuz). Las Santas Escrituras revelan la errónea actitud del pueblo de Israel que frecuentemente se inclinaba a estos “dioses”
(Jueces 2:23. Jeremías 7:18. Ezequiel 8:14-18).

Babilonia
China
Egipto 
Catolicismo 
India
Roma Imperial















En las fotos observamos a 6 representaciones de la “MADRE Y EL HIJO” según las culturas Babilónica, China, Egipcia, India y Roma. Obviamente aparece la versión seudo cristiana llamada “MARÍA” 

BABILONIA, ROMA Y LA NAVIDAD

No cabe duda que el paganismo de Babilonia trascendió las fronteras, asentándose con mucha fuerza en el politeísmo del imperio romano. Es ahí donde se celebraba el día 5 de diciembre como el festival de invierno, en conmemoración del alumbramiento de TAMUZ (Saturno para los romanos) el dios sol encarnado.

Esta festividad iba acompañada de orgías, desenfrenos y una gran inclinación hacia el valor de la amistad, lo cual se demostraba con intercambio de regalos y presentes para aquella fecha. También surgió la costumbre de adornar las puertas de cada casa, con coronas de flores y hojas verdes y por cierto la práctica de adornar un árbol con frutas y decorativos alusivos al dios sol.

Esta era la fecha del solsticio de invierno y el centro de todo, era recordar y celebrar el nacimiento de la divinidad solar cuya concepción se había realizado en la virgen matriz de la reina del cielo.

Dios dice: “Destruires enteramente todos los lugares altos donde las naciones que vosotros heredareis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso”
Deuteronomio 12:2


La importancia de la fertilidad representada en la firmeza y erección de los troncos de los árboles, era una característica de todas las culturas paganas que la historia registra. Dios siempre abomino el adorno y la adoración del árbol.

¿Será agradable a Dios este árbol dentro de nuestros hogares y locales de reunión?

En la fiesta de Saturno el 25 de Diciembre de cada año, los romanos adornaban los arboles con bolas de colores y frutas, representando la fertilidad y el tributo al dios sol.

Leer: (Deuteronomio 12:2, 1 Reyes 14:23, 2 Reyes 16:4, 17:10, Ezequiel 6:13)

También acostumbraban a identificar sus casas con coronas de flores y hojas verdes colgadas en las puertas de sus casas.

EL SINCRETISMO CATOLICO ROMANO

Más tarde, cuando fue establecido el catolicismo romano bajo las falsas pretensiones religiosas de Constantino, fue introducido deliberadamente al cristianismo.

La antigua Semiramis (Venus, Osiris, etc.) pasó a llamarse “Virgen María” y a la encarnación del dios sol Tamuz (Baal, Moloc, etc.), se le llamo “Jesús”.

El festival del solsticio de invierno celebrado el 5 de diciembre cada año, paso a ser la fecha oficial del nacimiento de Jesús y la antigua costumbre de la entrega de regalos y presentes, fue acomodada en función de la experiencia que tuvieron los magos al visitar al niño Jesús, entregándole “regalos”. El antiguo árbol que la religión de Babilonia adornaba con celebración del nacimiento de Tamuz, paso a llamarse “el árbol de Navidad”.


¿COINCIDENCIA O MISTERIOSA TRANSCENDENCIA? Saque Ud. Sus propias conclusiones.

EL VIEJO PASCUERO

No podemos negar que la fecha de “navidad” es un verdadero caldo de cultivo para los comerciantes y el consumismo, pero todo detrás de una pantalla o envoltorio cristiano. Los mismos que pregonaron la “navidad de Cristo”, exaltan y defienden al “omnisciente, omnipotente y omnipresente” VIEJO PASCUERO. Él lo sabe todo, todo lo puede y está presente en todas partes.

Este personaje, que tiene los mismos atributos de Dios, fue introducido a la tradición popular por el catolicismo romano.
El sacerdote católico Nicolás, obispo de Mira en el tiempo del emperador Diocleciano (siglo IV) entre todas sus prácticas religiosas, acostumbraban en época de “navidad” a dar regalos y presentes a los niños. Luego de su muerte, la iglesia romana lo elevo a los altares y desde ahí que pasó a ser “San Nicolás o Santa Claus”, a quien todos los niños esperaban ansiosamente, para recibir los regalos en época navideña.

Más tarde, este “san Nicolás” adopto el nombre de “papá Noel” de la raíz francesa que a su significa del latín “Natalis, natal”, o sea “padre de la navidad”.
Este papa Noel trascendió hasta occidente y ya en época contemporánea, fue introducido diversas historias que hablaban de su origen, relacionándolo con el polo norte, con la participación de gnomos y renos que lo trasladaban en su tarea de repartir “regalos” por todo el mundo.
En 1931, la empresa Coca-Cola tomo este popular personaje y lo vistió con sus colores corporativos y es ahí donde se produce una verdadera explosión y propagación de la creencia en este súper ser.
Ahora veamos lo que dice Dios…
1. Dios condena a Babilonia, sus creencias y prácticas.
(Apocalipsis 14:8, 18:2-4)
2. A Dios no le agrada hacer “pesebres navideños” o cualquier imagen.
(Éxodo 20:2-5)
3. A Dios no le agrada el erigir ídolos en especial arboles como objeto de culto.
(Deuteronomio 12:2, 1 Reyes 14:23, 2 Reyes 16:4, 17:10 Ezequiel 6:13)
4. A Dios no le agrada el participar en costumbres y los caminos de las naciones, considerándolo como vanidad.
(Jeremías 10:2-4)
5. Según la tradición, Jesús nació en invierno (25 de diciembre o solsticio de invierno, pero un estudio detallado de las referencias bíblicas nos hacen concluir que el Señor no nació en invierno si no que en otoño a mediados del mes de septiembre o principios de octubre.
Un antecedente muy consistente, es que la Biblia en Lucas 2:8 habla “…pastores en la misma región, que velaban y guardaban vigilias de la noche sobre sus rebaño” en el tiempo del nacimiento del Señor. “Como es conocido, los pastores en Palestina no hacen esto durante el invierno. Siempre traen sus rebaños de las montañas a los rediles antes del 15 de octubre”.
6. Los magos no intercambiaron regalos, aquella era una costumbre oriental de presentar regalos al estar ante un Rey. “Cuando los magos llegaron, fue mucho después del nacimiento de Jesús. Para esa época, él ya vivía en su casa ( Mateo 2:9-11) y no en el establo. Obviamente, los regalos de los magos no eran “regalos navideños”
7. Jesús nunca mando a que se recordase el día de su nacimiento, tampoco existe registro de que los apóstoles hayan celebrado la “Navidad”. Por el contrario, el mandamiento que Cristo dejo, fue el de recordar su padecimiento y muerte como sello de un nuevo pacto y esto si fe practicado por sus discípulos y se hacía cada primer día de la semana.
(Lucas 1:19, 1 Corintios 11:23-26, Hechos 20:7)


CONCLUSIONES

1. La Navidad proviene de la antigua costumbre babilónica, y que roma en su constante sincretismo religioso el traslado como fiesta cristiana. ¿Por qué los evangélicos se han sometido a esta costumbre católica romana, hablando el mismo idioma y levantando la misma consigna ecuménica)
2. Roma celebra a SATURNO cada 25 de diciembre ¿será agradable a Cristo celebrar su nacimiento un día tan especial para el paganismo diabólico?
3. La Biblia enseña que cristo no pudo haber nacido un 25 de diciembre.
Jesús jamás mando a que se celebrara su nacimiento, sino que se recordara su muerte en la celebración de la Cena, con un pan y una copa.

“El que tiene oído oiga…”
Apocalipsis 3:6

No hay comentarios.:

Vistas a la página totales